viernes, 24 de octubre de 2008

El Mito del Carro Alado

"Imaginemos, pues, que (el alma) se parece a la conjunción de fuerzas que hay entre un tronco de alados corceles y un auriga. Pues bien, (...) está en primer lugar el conductor que lleva las riendas de un tiro de dos caballos, y luego los caballos, entre los que tiene uno bello, bueno y de una raza tal, y otro que de naturaleza y raza es lo contrario de éste. De ahí que por necesidad sea difícil la conducción de nuestro carro."
Auriga, colección Nuevos Caminos
Autora: Elsa Sposaro (Buenos Aires, 1955
).

Este fragmento del mito del carro alado aparece en el Fedro y en él Platón compara el alma con un carro alado. El auriga conduce un carro tirado por dos caballos, uno de los cuales es blanco, bello y bueno y el otro negro, feo y malo. El caballo blanco simboliza las tendencias positivas del hombre, las pasiones como el coraje, la valentía..El caballo negro simboliza las tendencias negativas del hombre, los deseos más bajos, la sexualidad, el instinto de conservación... El auriga simboliza la capacidad intelectual del hombre o pensamiento (parte racional).

El alma, simbolizada en el carro alado, vive y se mueve en el mundo de las ideas; esta es su casa. Si el auriga controla la pareja de caballos le será posible elevarse hacia el mundo inteligible y contemplar las ideas. A veces, una falta de dominio de la pareja de caballos hace perder el equilibrio y el alma, perdiendo las alas, cae al mundo de las cosas. El alma caída, sin alas y aprisionada, se encuentra extraña y fuera de su elemento. Su anhelo más grande es retornar al mundo original.

El retorno del alma a su mundo natural requiere hacer nacer las alas. El amor desempeñará un papel importante en el renacer de las alas, pues no es otra cosa que anhelo y deseo de conseguir lo que hemos perdido.

En este mito aparece la visión tripartita del alma según Platón. El cochero o auriga simboliza el alma racional, el caballo negro el alma concupiscible y el blanco el alma irascible. Estas tres partes del alma representan tres partes del psiquismo humano: apetitos, pasiones nobles y razón. De alguna manera Platón expone los conflictos que todos poseemos cuando tenemos deseos corporales muy fuertes que nos impiden pensar con claridad, o cuando frente a esos deseos extraemos una “fuerza de voluntad” para que no nos arrastren o para disfrutarlos de forma equilibrada.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

soy un alumno de 2º de Bach en Galicia y este post me ha servido mucho. Muchas gracias a quien lo hiciese, gracias a él/ella he comprendido el texto.

Nieves dijo...

Me alegro de que te haya servido. Gracias por venir. Saludos, Nieves.

Anónimo dijo...

Ésta es el mito de Platón o una interpretación?

Nieves dijo...

El fragmento entrecomillado correspondería al texto de Platón. La otra parte constituye una explicación o interpretación frecuente de ese mito.

Mª José dijo...

Hola, muchas gracias por el post, me ha servido de mucho.
El comentario no dice nada de la liberación del alma, creo que sólo podrá liberarse cuando obtenga el conocimento verdadero, no?
Gracias.

Nieves dijo...

Cierto. Para Platón el conocimiento o la práctica de la filosofía sería la forma de liberar al alma de las cadenas del cuerpo y permitirla ascender al mundo de las ideas.

patricia dijo...

muy bien explicado el mito,

Nieves Prieto Durán dijo...

Gracias por venir, Patricia.

Anónimo dijo...

en donde puedo encontrar el mito completo?.muy buena la explicacion. Carii

Nieves Prieto Durán dijo...

Gracias Carii. En este enlace tienes el mito completo
y en este otro tienes el Fedro completo.

Anónimo dijo...

Tu comentario me encanto y me ayudo para lo que estaba buscando, me encanta que se hagan blogs así de interesantes.


El fracaso no es una opción es un derecho reservado para los que lo intentan.

Elsa Sposaro dijo...

Estoy agradecida porque han seleccionado una obra mía para ilustrar el mito del carro alado. Agradeceré cloquen el nombre de la obra: Auriga y el nombre de la autora: Elsa Sposaro
Atentamente.
Elsa Sposaro

Nieves Prieto Durán dijo...

Muchísimas gracias Elsa. Por favor revisa las modificaciones e indícame si quieres que cambie la cita o los enlaces. ¡Un cordial saludo!

Elsa Sposaro dijo...

Nieves. Muy agradecida por el reconocimiento de mi obra. A tu disposición.
Elsa

Nieves Prieto Durán dijo...

Muchas gracias a tí, Elsa, y disculpa no haber pedido permiso primero. Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

que necesidad tuvo platon de elaborar un mito de esta clase

Anónimo dijo...

que necesidad tuvo platon de elaborar un mito de esta clase

Anónimo dijo...

Dios mío, gracias por publicarlo, que en mi libro lo explican fatal, y además en otras páginas web también lo explican rarísimo. Gracias!!

Marhe kardenas dijo...

No pues sip mui bueno esto.. me sirvio demasiado grasias

Anónimo dijo...

Gracias por la explicacion me ha sido de gran utilidad, tu blog tiene mucho uso enhorabuena por ello

Anónimo dijo...

Muy facil de entender, muchas gracias. Lo sencillo que sería aprobar teniendo una profe como tu... :)