viernes, 18 de diciembre de 2015

Textos 2º Bachillerato.

Dejo unos textos para practicar la 1º pregunta del examen de Hª de la Filosofía. Recomendables para los alumnos que tienen que hacer la recuperación después de Navidad.


  “Los actos de las virtudes pueden ser considerados bajo un doble aspecto: como actos virtuosos y como actos de una determinada especie. Pues bien, si los consideramos en cuanto virtuosos, todos caen bajo la ley natural. Ya dijimos, en efecto, que pertenece a la ley natural todo  aquello a lo que se siente inclinado por naturaleza. Mas todos los seres se sienten naturalmente inclinados a realizar las operaciones que les correspondan en consonancia con su forma, por ejemplo, el fuego se inclina por naturaleza a calentar. Y como la forma propia del hombre es el alma racional, todo hombre se siente naturalmente inclinado a obrar de acuerdo con la razón. Y esto es obrar virtuosamente. Por consiguiente, así considerados, todos los actos de las virtudes caen bajo la ley natural, puesto que a cada uno la propia razón le impulsa por naturaleza a obrar virtuosamente.”

                                                                          Santo. Tomas de Aquino. Suma Teológica


“La actividad del pensamiento parece superior por ser contemplativa, y como no aspira a otro fin que lo que se hace conforme  a ella, parecerá siempre superior y ofrecerá su propio placer, que incrementará la actividad misma, de modo  tal que de ello resultará una autarquía (…) y todo lo demás que cabe atribuir al hombre dichoso que lo tendrá por esa misma actividad  y que será para él la más completa felicidad pues ocupará el espacio entero de su vida, porque en la felicidad no hay nada incompleto. Tal modo de vida parece excederle al hombre mismo. Pues, el hombre no viviría, sino en tanto hay en él algo divino y será esa parte divina de sus actividades, localizada en el pensamiento, lo superior en su misma humanidad y lo que participará del resto de sus mejores virtudes.”

                                                                                         Aristóteles: Etica a Nicómaco.  Libro II

 “La ciudad es por naturaleza anterior a la casa y a cada uno de nosotros, porque el todo es necesariamente anterior a la parte; en efecto, destruido el todo, no habría pie ni mano, a no ser equívocamente, como se puede llamar mano a una piedra; una mano muerta será algo semejante. Todas las cosas se definen por su función y sus facultades, y cuando estas dejan de ser lo que eran no se debe decir que las cosas son las mismas sino del mismo nombre. Es evidente, pues, que la ciudad es por naturaleza y anterior al individuo, porque si el individuo separado no se basta a sí mismo será semejante a las demás partes en relación al todo, y el que no puede vivir en sociedad, o no necesita nada por su propia suficiencia, no es miembro de la ciudad, sino una bestia o un dios.”

                                                                                                                     Aristóteles: Política.